Cómo preparar masa hojaldrada fermentada en casa

El hojaldre es un tipo de masa crujiente frecuente en una amplia variedad de elaboraciones, tanto dulces como saladas. Empanadas, cruasanes, palmeritas, milhojas, saladitos… todos ellos tienen el hojaldre como elemento principal. Por ser una receta con tantísimas posibilidades, creemos que era muy necesario compartirla  en nuestro blog. En nuestro caso, os proponemos una masa de hojaldre fermentada con el que podrás hacer cruasanes, napolitanas, trenzas… ¿te animas con ello?

Ingredientes

  • 250gr de harina de fuerza
  • 250gr de harina panadera
  • 10gr de sal
  • 50gr de azúcar
  • 25gr de mantequilla
  • 250ml de agua tibia
  • 25gr de levadura fresca Levanova
  • 280gr mantequilla fría

La preparación

Paso nº1. Comenzamos tamizando la harina. A continuación, disolvemos la levadura en agua tibia y la añadimos a la harina con los 25gr de mantequilla, el azúcar, la sal y el agua. El objetivo es obtener una masa blanda y algo pegajosa. Cuando comience a despegarse del recipiente, hacemos una bola con la masa y la dejamos reposar en el frigorífico hasta ocho horas.

Paso nº2. Es el momento de trabajar la mantequilla, siempre en frío. Para ello, cortamos la mantequilla en dos mitades que colocaremos en un trozo de film transparente. Con la ayuda de un rodillo aplanamos las dos porciones y las juntamos hasta que quede una plancha de 1cm de grosor aproximadamente. Después, metemos la mantequilla en la nevera.

Paso nº3. Recuperamos la masa inicial y la estiramos con la ayuda de un rodillo sobre la encimera o mesa de trabajo, en la que previamente hemos espolvoreado un poco de harina. El resultado final de la plancha de la masa debe de ser de mayor dimensión (el doble) que la  superficie de la mantequilla.

Paso nº4. Sacamos la mantequilla de la nevera y la colocamos en el centro de la masa, tapándola por completo con la masa quedando la mantequilla en medio de las dos capas de la masa. Con la ayuda de un rodillo, estiramos la masa siempre en el mismo sentido hasta obtener un rectángulo.

amasar-masa-fermentada

Paso nº5. Para preparar un cruasán o napolitana, tendremos que realizar tres pliegues en la masa. Lo primero es imaginar que la pieza de masa rectangular está marcada en 3 partes iguales. Procederemos a doblar de una punta al centro y luego de la otra parte al centro encima formando tres piezas a modo de sábana doblada. A partir de aquí, vamos estirando hasta volver a tener el grosor de, más o menos, un centímetro. Colocamos la masa en frío tapada con film durante otros 30 minutos y volvemos a repetir la misma operación hasta un total de tres vueltas. Con ello, conseguiremos 9 capas de mantequilla. A continuación, realizamos el reposo final, en frío, de una hora aproximadamente.

Paso nº6. Una vez haya transcurrido este tiempo, ya tenemos nuestra masa lista para preparar cruasanes, cortando triángulos y enrollándolos sobre sí mismos, o napolitanas, poniendo trocitos de chocolate en el interior cuando se enrolla la masa.

Nosotros ya te hemos dejado la receta, ¿te animas tú a prepararla?