¿Quién quiere tortitas para merendar?

¡Mamá, Papá, queremos tortitas! Así entran en casa gritando los niños como un vendaval. Pues adelante, la receta es tan fácil y rápida que puedes involucrar a toda tu familia y amigos en su preparación. Incluso a los vecinos, ¿por qué no? Hacer tortitas es todo un evento, y la excusa perfecta para cultivar las relaciones sociales más cercanas. Y es que las tortitas están deliciosas: por eso es todo un acontecimiento prepararlas en familia.

Ingredientes:

  • 5 gramos de levadura fresca Levanova
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de aceite
  • ½ vaso de leche tibia
  • Una pizca de sal
  • 130 gramos de harina de trigo

¡Muy fácil! Paso 1: añadimos los ingredientes

Luego buscamos nuestro bol de cristal preferido y echamos el huevo, el azúcar, el aceite, la leche tibia, la sal, la harina y la levadura fresca que añadimos deshaciéndola directamente con nuestros dedos sobre la mezcla.

Este momento en el que vas echando uno tras otro los ingredientes en el bol es perfecto para que tus acompañantes colaboren en la preparación de las tortitas. Gracias al uso de la levadura fresca nuestras tortitas van a quedar especialmente jugosas, consistentes y muy esponjosas.

Paso 2: batimos

Con ayuda de una batidora de mano hacemos la mezcla. Batimos hasta que nos quede una masa en un punto intermedio entre líquida y espesa. Dejamos que repose unos 15 minutos.

Puedes separar en dos o tres boles la masa y que tu compañía participe batiéndola. Como dijimos, preparar tortitas es algo que se presta a hacerlo en familia o con amigos.

Paso 3: a la sartén.

Calentamos una sartén con un poquito de aceite o mantequilla que extendemos por toda la sartén y echamos en el centro un poco de nuestra masa. Esperamos, a fuego medio, a que la tortita se vaya haciendo y vaya tomando color dorado.

¿Cómo saber cuándo darle la vuelta?

El truco para saber cuándo darle la vuelta a la tortita es fijarnos cuándo salen unas burbujitas. En cuanto salgan las burbujitas, le damos la vuelta a nuestra tortita.

Con ayuda de una pala de cocina le damos la vuelta y esperamos a que quede doradita. ¡Y ya está! Nuestra primera tortita lista para merendar.

A partir de ahora, dejamos la sartén a fuego medio y seguimos echando dosis de nuestra masa. Con las cantidades que hemos utilizado para preparar la masa os saldrán aproximadamente unas 8 o 9 tortitas.

¿Qué le echamos a nuestras tortitas?

Os vamos a dar algunas ideas para aderezar vuestras tortitas y que queden deliciosas. Podéis echarle:

  • un chorrito de sirope de agave
  • mermelada
  • chocolate
  • nata
  • miel
  • queso fresco
  • sirope de chocolate, fresa o vainilla
  • trocitos de fruta, por ejemplo cachitos de manzana o pera. Si además espolvoreáis una pizca de canela por encima de la fruta imaginad ¡qué rico!

¡Y que viva la creatividad!

Podéis experimentar con ciertos sabores que, en conjunto con vuestra tortita, abre nuestras puertas culinarias, por ejemplo, añadir:

  • calabaza
  • zanahoria
  • bacon crujiente, huevos revueltos y jarabe de arce, al estilo americano

A partir de ahora os hemos dados muchos nuevos motivos para que, el temido antojo, llame con más frecuencia a vuestro paladar.

Como has visto, las tortitas se pueden preparar muy fácilmente, ya sea para el desayuno o para la merienda. Por ejemplo, si queréis hacer felices a vuestros hijos en la fiesta de su cumpleaños y a todos los amigos que acudan, ¡no lo dudéis!: las tortitas triunfan siempre.

¿Y tú? Cuéntanos con qué aderezas tus tortitas, ¡sorpréndenos!