Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes
Levanova

Preguntas frecuentes

Sobre levadura fresca Levanova

La levadura fresca o levadura de panadería es un ser vivo. Su nombre científico es “Saccharomyces Cerevisiae” y fue descubierta por el científico francés Louis Pasteur en el año 1857. Esta levadura es el origen de la fermentación, un proceso natural clave para dotar de estructura, sabor y aroma al pan y a otras masas fermentadas. Suele venderse en dos formatos distintos: fresca, como nuestra levadura Levanova en dados, y seca.

Por su parte, la levadura química, también llamada de repostería o polvo de hornear, es una mezcla de minerales y bicarbonato sódico que provoca el aumento de volumen de algunas masas. A diferencia de la levadura de panadería, no es un ser vivo, simplemente un ingrediente impulsor de masas.

Si quieres saber más sobre las diferencias entre ambas levaduras, no te pierdas este artículo en nuestro blog sobre “Los tipos de levadura”

La levadura de panadería sirve para hacer pan y otras masas fermentadas como brioches, pizzas, croissants, napolitanas, empanadas o roscones de reyes.

La levadura química sirve en contraposición para hacer las denominadas “masas batidas”, como podrían ser bizcochos, magdalenas o galletas.

La levadura fresca Levanova no contiene ningún tipo de alérgeno. El único ingrediente es la propia levadura en sí.

  • ¿Es apta para celiacos?

La levadura fresca Levanova por sí sola no contiene gluten, por lo que las personas celiacas pueden usarla sin ningún problema para hacer pan sin gluten. No obstante, la harina sí puede tenerlo. Por ello, deberás asegurarte de utilizar una harina sin gluten.

  • ¿Es apta para intolerantes a la lactosa?

Sí. La levadura fresca Levanova no contiene lactosa.

Sobre la utilización de la levadura fresca Levanova

Sobre la masa madre Levanova y su utilización

La masa madre es un ingrediente utilizado en panificación para potenciar el sabor, el aroma y las características nutricionales de los panes.

Hacer una masa madre en casa requiere de cierto conocimiento y esfuerzo ya que exige un mantenimiento diario y mucho cuidado para su conservación y utilización. Por ello, hemos desarrollado nuestra masa madre Levanova, lista para su utilización.

Este nuevo y revolucionario producto está especialmente diseñado para que puedas elaborar panes y otras recetas especiales con masa madre en casa. Es un ingrediente líquido y natural, ya que contiene levaduras y bacterias vivas que han sido seleccionadas y cultivadas cuidadosamente. Por ello, para una óptima conservación, debe guardarse en frío, al igual que la levadura fresca. Lo encontrarás en la sección de refrigerados del supermercado en sobre de 38 gr.

Mientras que la levadura fresca se encargará del proceso de fermentación de nuestros panes y demás recetas, la masa madre les aportará más aroma, más sabor y una textura más especial, es decir, las características propias de las masas madre. Por ello, ambos productos deben utilizarse siempre juntos.

La masa madre Levanova es un producto vivo, por lo que debe conservarse en frío. La masa madre es un ingrediente utilizado en panificación para potenciar el sabor, el aroma y las características nutricionales de los panes. De esta manera, Levanova pone a disposición de los panaderos aficionados un ingrediente de altísima calidad que hasta el momento solo estaba al alcance de los panaderos más profesionales. La masa madre Levanova debe utilizarse siempre junto la levadura, convirtiéndose ambos en el combo perfecto para tener recetas de lo más premium.

Por su parte, el preparado de masa madre Levanova se presenta en polvo. Es decir, es un producto seco, por lo que no es necesario conservarlo en frío. Este producto aúna masa madre y levadura seca, por lo que, por sí solo hará que nuestras masas fermenten, a la vez que las aportará color y aroma.

La masa madre Levanova debe incorporarse junto con la levadura fresca en todas nuestras recetas. Así de fácil. Agitamos bien el sobre, lo abrimos, lo vertemos y mezclamos todo.

Para una conservación óptima, al igual que la levadura fresca, los sobres de masa madre deben conservarse en el frigorífico a una temperatura entre 0ºC y 10ºC.

La masa madre de trigo Levanova contiene gluten de trigo.

La levadura fresca Levanova se integra muy fácilmente con el resto de ingredientes, por lo que no es necesario disolverla con anterioridad en agua. Con incorporarla a la harina desmenuzándola con los dedos será suficiente. En el momento en el que vayamos añadiendo el agua, quedará perfectamente disuelta.

Al tratarse de un producto vivo, es sensible a las temperaturas elevadas. Por ello, debe conservarse en condiciones óptimas para que mantenga toda su eficacia, esto es, en el frigorífico a una temperatura de entre 0º y 10º.

La levadura fresca de panadería es un ser vivo. Como todo ser vivo, al ser congelado sufre. En el caso de la levadura, la congelación puede provocar que un porcentaje significativo de sus células se vea afectado y por tanto, una vez descongelada su funcionalidad no sea óptima. Por ello, no es recomendable congelar la levadura fresca.

En los propios dados de levadura encontraremos unos números que indicarán el día y mes de caducidad de los dados:

Levadura fresca Levanova